Aunque ya os hemos hablado de las principales ciudades turísticas de Extremadura, en este artículo os descubriremos algunas de las maravillas que se ocultan al norte Extremadura, ideales para el turismo. Como la zona acostumbra, el patrimonio histórico es de primera categoría y hoy os venimos a contar sobre 3 diferentes opciones que tenéis para descubrir el norte de Extremadura.

Plasencia

En Plasencia encontraras la ciudad más pequeña de las 6 de España que tienen dos catedrales. En tu visita a Plasencia no te quedarás indiferente, un amplio número de curiosidades y edificios emblemáticos te esperan. Dicen que hay un abuelo que lleva tocando las campanas del ayuntamiento durante más de cinco siglos, pero yo no te cuento más. A su vez, se erige imponente en ciertas partes una muralla, a pesar de que no se encuentra completa. Su estado de conservación es excelente y podrás pasear por los muros que quedan en pie.

También tenemos el acueducto, que data de la época medieval y tres grandes puentes monumentales. Por otro lado, si te interesa más a naturaleza tienes a tu disposición varios parques preciosos como el parque de La Isla y el de Los Pinos.

Caparrá

Atravesada por la Vía de la Plata, en Caparrá encontrarás lo que otrora fue una ciudad romana amurallada. Su origen, sin embargo, no fue romano, sino Vettón (Unos habitantes prerromanos de la península de procedencia Celta). Hoy en día se conserva un arco imponente, que servía de entrada al foro y varias estructuras del poblado. También podemos observar las Termas de Caparrá. Como curiosidad arqueológica os contamos que las piedras que faltan en la época medieval eran bienes de lujo. Lo que realmente pasó con muchas de las estructuras fue que los propios aldeanos cogían las piedras romanas para construir sus casas; ya que la forma de éstas y su tamaño eran perfectos y mucho mejores que las piedras a las que podían acceder en la época.

Granadilla

Fundado por los musulmanes en el Siglo IX, no fue hasta 1170 que Fernando II la reclamó en nombre del Reino de León. En Granadilla se respira historia medieval, las murallas y el Castillo, que goza de una arquitectura impresionante y singular forma prismática. La aldea fue primeramente desalojada para mas tarde ser repoblada debido a la construcción de un embalse. Desde 1980 goza del status de conjunto histórico-artístico.

El paraje natural es impresionante, recomendamos enormemente, observar la vistas desde la torre hacia el embalse que conseguirán que uno se enamore a primera vista.

Si vas a hacer turismo en el norte de Extremadura, no dudes en contactarnos para resolver tus dudas. Tampoco dudes a la hora de alojarte en uno de nuestros alojamientos recomendados. Esperamos tu visita pronto y te prometemos que Extremadura te sorprenderá.

SpanishPortugueseEnglishFrenchGermanItalianDutch