Cerca de Trujillo, a una hora en coche, se encuentra el parque nacional de Monfragüe. En este podrás encontrar una innumerable cantidad de fauna y flora locales, así como monumentos de carácter defensivo con un incalculable valor histórico. En tu visita a Trujillo, no puedes dejar escapar la oportunidad de visitar Monfragüe. Aunque este destino te interesará de forma especial si eres un apasionado de las aves. En Monfragüe encontrarás paraíso para los amantes de las aves. Hay eventos de avistamientos a lo largo de todo el año, podrás realizar una ruta guiada o moverte por libre. Deberás visitar todos los ecosistemas del parque si quieres “Hacerte con todos”.

FIO (Feria Internacional de Ornitología)

A parte de esto, si tienes la suerte de visitar el parque a finales de febrero, principios de marzo, podrás disfrutar de la Feria Internacional de Ornitología. Éste, se celebra en el parque cada año, y es lugar de reunión para todo tipo de apasionados del sector. Hay varias actividades entre las que se incluyen concursos fotográficos, rutas guiadas, y un largo etcétera.

Podrás observar lo último en material de observación y fotografía para aves, cada año, más de 10000 personas se reúnen en este evento.

La fauna local

El parque está declarado reserva mundial de la Biosfera por la UNESCO, puesto que se trata de uno de los bosques mediterráneos mejor conservados. En cuanto a las aves que podrás avistar, te adelantamos que el Monfragüe se trata de un paraíso para los amantes de las aves, donde encontrarás, entre otros:

Buitre Negro: Un enorme buitre de más de dos metros de envergadura, pudiendo llegar a tres, se trata del ave más grande de Europa.

Buitre leonado: el más común de entre los buitres, no por ello menos impresionante, su envergadura supera los dos metros y medio con facilidad.

Alimoche: el último de la familia de los buitres que nos encontraremos en el parque, y prácticamente en Europa, donde a a mayores solo encontramos el quebrantahuesos. El alimoche es el primo pequeño de los anteriores, aunque poco tiene de pequeño, rozando el metro y medio de envergadura.

Abubilla: Con su cresta digna de un grupo punk de los años 80, esta inconfundible ave reside todo el año en el parque.

Cigüeña negra: La cigüeña negra es algo menor que la familiar cigüeña blanca, tiene una talla de 95 a 100 cm, y una envergadura de entre 145–155 cm, a pesar de su tamaño se trata de un ave difícil de avistar. Solo se pueden ver en verano, puesto que el invierno lo pasan en África.

Águila Imperial: Una especie en recuperación que estuvo a punto de extinguirse hace unos años, por suerte la población crece cada año.

Hay muchas otras especies en el parque, como los milanos, diferentes tipos de águilas y un largo etcétera. Sin embargo, vamos a dejar que tú las descubras. No dudes en visitar el Monfragüe, tanto si eres un apasionado de las aves como si no, lo que verás te dejará realmente impresionado.

No dudes en compartir en comentarios alguna especie que no hayamos citado y que hayas avistado. Si has ido de birding a Monfragüe puedes contarnos también tu experiencia.

SpanishPortugueseEnglishFrenchGermanItalianDutch